EL PAISAJE

Rodenas nevado en la Semana Santa del 2008 /// Rodenas nevado en la Semana Santa del 2009

El paisaje de todo el municipio de Rodenas es de una belleza deslumbrante, la diversidad de tipología de sus ambientes es un factor que colabora de sobremanera para realzarla y darle vida. Desde la característica arenisca roja hasta los ambientes calizos de las zonas más llanas en la que se sitúan los campos de cultivo. En un primer vistazo del paisaje lo que más nos va a llamar la atención es toda la ladera de areniscas rojas (facies del "Bundstanstein") y a su pie el pueblo; el cual, al utilizar como materia prima este material se halla camuflado e inmerso en el paisaje. Las rocas se han modelado con el paso de los años por los diferentes tipos de erosión, creando caprichosas formas de relieve que en algunos casos pueden llegarnos a sorprender por su extraordinario equilibrio y belleza. Aconsejamos su contemplación con el atardecer del día en el cual las rocas alcanzan unas tonalidades increíbles.

Los cultivos de trigo y cebada son muy abundantes, la buena calidad de la tierra provoca que los rendimientos por hectárea sean muy elevados y por ello que todo una parte del horizonte sea una gran extensión de parcelas cultivadas. Que convierten a Rodenas en uno de los pueblos de la sierra con mayor superficie de tierra cultivada.

La vegetación de la zona se ha tenido que adaptar a las duras condiciones climáticas de la zona principalmente debido a la baja temperaturas media de la zona y a su gran altitud (1400 metros), por ello mucha de la vegetación se nos va a presentar de forma rastrera. La sabina rastrera es una de las especies más abundante que se combina con el enebro (Juniperus comunis) en toda la paramera de material más calizo y al que se ha adaptado perfectamente. Si nos dirigimos hacía el pico de San Ginés, una de las lomas mas altas de la comunidad y que hace de límite entre las tierras de la comunidad de Albarracín y la comarca del Jiloca, la masa arbórea se nos muestra con esplendor, primero con cedros y después con las 3 especies de pino abundantes en la sierra como son el pino silvestre (P. Sylvestris) , pino laricio (P. Nigra) y pino rodeno (P.pinaster). Todo esto acompañado en el sotobosque por rebollos (Quercus Faginea), carrascas (Quercus ilex), gamones (Asphodelus ramosus) y jaras (Cistus laurifolios). Si nos acercamos ya al material característico de la zona, las areniscas rojizas del Burndestein, la jara o estepa es la especie por excelencia, mezclándose con otras especies como el brezo (Erica), la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), gamones o endrinos. Por detrás del viejo castillo de Rodenas aparecen manchas de roble melojo (Quercus pyrenaica), estas manchas cada vez son mas uniformes y llega a dominar cuanto más nos dirigimos al noreste, además de por todo lo que se denomina "callejón ancho".

La fauna de la zona es importante con la existencia de liebres, conejos, perdices, codornices y preciosos ciervos. Las razas de aves son muy variadas pero por su extrema rareza destacan las abutardas en grave peligro de extinción, junto con la rara alondra de Dupont (Chesophillus duponti). La familia de las mariposas también abunda deleitándonos con hermosos ejemplares.

Si nos fijamos detenidamente en el paisaje, los cursos fluviales son escasos debido a la abundancia del material calizo que provoca que toda el agua circule, pero subterraneamente a través de cavidades.Esto se produce porque el agua percola a traves del terreno y se va acumulando en estos depósitos. Los fenómenos karsticos son de gran magnitud. Y a las pruebas me remito si observáis el "Hoyón" de Rodenas, una impresionante dolina en embudo de 500 de anchura por 90 metros profundidad que bien merece la pena una visita.